La uberización de la economía, un mal que lastra el futuro post pandemia. Episodio 23

Escucha «La uberización de la economía, un mal que lastra el futuro post pandemia. Noticias del 22 de febrero de 2021» en Spreaker.

Cuando hablo de uberización de la economía, me refiero a la sustitución de productos o bienes por el alquiler de servicios. Esto ha provocado un aluvión de aplicaciones especializadas en servicios, eliminando intermediarios, y permitiendo a los usuarios pagar por el uso efectivo de los recursos, lo que supone un ahorro.

Pero esta nueva modalidad abre un nuevo concepto de relación laboral, basada en freelance que empobrece a las personas que hacen los servicios contratados. Las empresas de las aplicaciones hacen de intermediarios entre los freelances y los usuarios de estos. No invierten en los productos necesarios en los servicios, solo pone en contacto ambas partes.

Esto produce una precarización laboral, donde los ingresos de los freelances dependen del trabajo que le quiera dar la aplicación correspondiente, desconociendo como se reparte el trabajo existente. Una especie de retorno al medievo, donde los siervos dependían del trabajo que querían darles los nobles.

Aunque muchos ven que solo se trata de pocos servicios, este sistema se puede extender a casi cualquier bien o servicio. ¿Se imagina que, para ser policía, tenga usted que poner el coche, el uniforme, el arma, las balas y demás elementos necesarios?

La uberización está encontrando muchos frenos en Europa en materia laboral, quiere que los freelances sean considerado empleados y así poder tener derechos. ¿Por qué en Estados Unidos se desprotege a estos nuevos empleados precarios?

La uberización económica se expande, pero en el camino se pierden derechos. La imposición de esta tendencia hará que no existan empleos sino contratos de servicios entre las empresas y freelance.

🇺🇸 El bono estadounidense puede atacar al mercado bursátil.

En estos últimos tiempos, los bonos estadounidenses han aumentado su rendimiento, lo mismo que el mercado bursátil. Pero si este crecimiento del bono sigue, puede ser causante de problemas.

El principal problema es que el bono es una inversión con poco riesgo, si la comparamos con la inversión en acciones. Si obtenemos un rendimiento atractivo sin riesgo, el beneficio del riesgo debe aumentar hasta un nivel que se puede considerar imposible, los precios de las acciones tienden a bajar.

Estamos en un momento de amor al riesgo bursátil: cotizaciones rompiendo máximos, criptomonedas superando los 50.000 dólares, SPAC como vehículo de salida a bolsa, una política monetaria expansiva….

Hay muchas señales de que el mercado está acelerado e hipnotizado por las mejoras que pueda producir la vacunación.

🎢 Disney, como la bolsa no refleja la realidad de la situación.

Es lógico que la situación de pandemia afecte a negocios tan icónicos como Disney. Gran parte de sus míticos parques están cerrados, estrenos cinematográficos que se posponen y que afecta a sus resultados económicos.

En cambio, la acción vive un momento dorado. En marzo del año pasado, la acción cotizaba en 86 dólares. El pasado viernes cerró por encima de los 180 dólares.

Esta subida permanente puede reflejar el optimismo sobre el nuevo peso del flujo de ingreso de Disney Plus y el resto de sus canales digitales. También se refleja la opinión de que tras la pandemia, todo el mundo reservará para ir a los parques temáticos.

Pero ahora eso no sucede y tanto Disney y el mercado alcanza cifras récord cuando cada día la pandemia ofrece cifras récord de crisis. Cuidado y alerta en las inversiones a realizar.

📰 El congreso quiere obligar al pago por vincular noticias.

El Comité Judicial de la Cámara de Representantes quiere desarrollar una norma que permite a los medios de comunicación negociar de forma colectiva con Google y Facebook.

La caída de ingresos constantes desde el 2008 y los cambios de hábitos en el consumo de noticias es la justificación de determinada ley. Considera que ambas compañías lo han provocado y no realizan la compensación adecuada.

El efecto Australia se quiere imponer en Estados Unidos y es otra vuelta de tuerca a la presión regulatoria que viven Facebook y Google.

✈ Airbus quiere una tregua para mejorar las economías a ambos lados del atlántico

Tal y come comentó en episodios anteriores, la guerra entre Airbus y Boeing no ha beneficiado a ninguna compañía y si ha debilitado a las economías de ambos lados del atlántico.

La guerra arancelaria que inicio Trump con productos ajenos a la disputa entre ambos fabricantes aeronáuticos, únicamente a producido daños amplios a una economía trastocada por la pandemia. Una guerra donde todos pierden

La pandemia ha generado su propia crisis en ambos fabricantes, al limitar los viajes aéreos, cierres de fronteras o restricciones de viajes. Además, muchos de los pedidos realizados se han cancelado.

En aviones regionales, existen las mismas dispuestas entre Brasil y Canadá. Pero en este caso, Brasil ha paralizado sus demandas para buscar un gran acuerdo entre los productores aeronáuticos.